Alejandro Ortega

[rev_slider alejandro]

Alejandro describe su vida como relajada, es un muchacho alto (mide 1.90 metros) y delgado, de piel blanca y cabello castaño, un metalero auténtico, de corazón, aunque esto no fue siempre así. El guitarrista de Rain Shatter desde pequeño (nació el 11 de noviembre del 89) fue influenciado por la música, pues –algo común en los músicos– lleva en la sangre la venia musical. Desde muy pequeño gozaba escuchando a su padre tocando la guitarra, aunque –como él mismo platica– sus gustos eran muy distintos ya que –nacido Tepatitlán– en ese entonces escuchaba música popular mexicana, principalmente a los intérpretes de la canción ranchera, y también le agradaba vestirse de vaquero a los cinco años de edad.

Él mismo expresa que su economía ha sido inestable, pero siempre lo ha superado pues su gran virtud –a la vez su mayor defecto– es la necedad, misma que lo ayuda a lograr sus metas. También la descubrió –dice– a temprana edad, cuando dominó uno de sus pasatiempos predilectos: el skateboard; esto a pesar de las fracturas que le iba dejando por todo el cuerpo.

Alex además es productor de música, hace mezclas y masteriza, también debido a que no se deja vencer por la adversidad, pues aunque pudo entrar a la academia Fermatta, tuvo que abandonar sus estudios de Producción Musical por falta de solvencia económica. Ahora se apoya de su trabajo en una pescadería, lo que le permite utilizar las noches para componer y hacer sus labores de artista: “Es por las noches –comenta– cuando siento más tranquilidad para componer”.

“Rain Shatter –revela el guitarrista– es una de las experiencias más agradables que he tenido. Es un gusto tocar con músicos con quienes me entiendo bastante en gustos, amistad y demás. Lamentablemente no tuve la oportunidad de acompañarlos al Wacken, ya que tuve la oportunidad de entrar justo cuando regresaron del viaje”, afirma Alejandro, quien además de integrar Rain Shatter ha pertenecido a diversas bandas de power metal y ha incursionado en otros géneros como pop, grunge, metalcore y rock alternativo.

Las metas de Alex son producir música, principalmente a bandas importantes de metal, además de seguir con éxito su carrera como guitarrista, tocar en distintas partes del mundo y vivir fuera del país, como en Europa, donde podría seguir aprendiendo de otros músicos, y conocer a sus artistas favoritos en incluso entablar amistad y tocar con ellos. Dice que seguirá siendo terco para cumplir su sueño.